Noticias

¿Se puede vivir media hora sin inhalar? Ahora sí.

En  1998, el investigador Rober Freitas que trabaja en el Instituto de Fabricación Molecular de California, acuñó el término respirocito para referirse a un pseudoglóbulo rojo artificial diseñado por él y que en un futuro podría complementar o sustituir la función de los glóbulos rojos naturales (también llamados eritrocitos) pero con mayor eficiencia en el almacenamiento y transporte de oxígeno dentro del organismo.

Esa mayor eficiencia permitiría incluso llevar oxígeno a las células por un tiempo, sin necesidad de la inhalación, esa función biológica de los seres vivos por la que absorben oxígeno, para luego expulsar dióxido de carbono (exhalación) y así mantener sus funciones vitales.

Pues bien, en esa línea de trabajo un equipo de científicos del Boston Children’s Hospital ha inventado lo que se considera uno de los mayores avances médicos en los últimos años. Han diseñado una micropartícula que se puede inyectar en el torrente sanguíneo de una persona y puede oxigenar rápidamente su sangre. Esta  funcionará si la capacidad de respirar se ha restringido, o incluso se ha cortado por completo.

Fuente: childrenshospital.org

Este invento tiene el potencial de salvar millones de vidas cada año. Las micropartículas pueden mantener a una persona viva por hasta 30 minutos después de una falla respiratoria. Esto se logra mediante una inyección en las venas de los pacientes. Una vez inyectadas, las micropartículas pueden oxigenar la sangre a niveles casi normales.

Este grandioso invento tiene innumerables usos potenciales ya que permite que la vida continúe cuando se necesita oxígeno pero no está disponible. Según el personal médico, 30  minutos es tiempo suficiente para evitar el riesgo de un ataque cardíaco o una lesión cerebral permanente cuando se restringe o se corta el oxígeno a los pacientes.

El Dr. John Kheir, quien comenzó el estudio, trabaja en el Departamento de Cardiología del Boston Children’s Hospital. Encontró inspiración para la droga en 2006, cuando estaba tratando a una niña en la UCI que tenía un caso grave de neumonía. En ese momento, la niña no tenía un tubo de respiración, cuando sufrió una hemorragia pulmonar. Esto significa que sus pulmones comenzaron a llenarse de sangre, y finalmente sufrió un paro cardíaco. Le tomó unos 25 minutos a los médicos extraer suficiente sangre de sus pulmones para permitirle respirar. Sin embargo, el cerebro de la niña resultó severamente lesionado debido a la privación de oxígeno por ese tiempo y finalmente murió.

Han diseñado una micropartícula que se puede inyectar en el torrente sanguíneo de una persona y puede oxigenar rápidamente su sangre

Composición de micropartículas

Las micropartículas utilizadas están compuestas de oxígeno embolsado en una capa de lípidos. Un lípido es una molécula natural que puede almacenar energía y actuar como parte de una membrana celular. Son lípidos, por ejemplo ciertas ceras y vitaminas. En este caso, el lípido es la grasa que almacena el oxígeno.

Estas micropartículas tienen una longitud de dos a cuatro micrómetros y tienen entre tres y cuatro veces el contenido de oxígeno de nuestros propios glóbulos rojos. En el pasado, los investigadores tuvieron dificultades para tener éxito ya que las pruebas previas causaron embolia gaseosa. Esto significaba que las moléculas de gas se atascaban tratando de escurrirse a través de los capilares. pero corrigieron este problema al empaquetarlos en pequeñas partículas deformables en lugar de aquellas en las que la estructura era rígida.

Posibles usos futuros

Las micropartículas se pueden usar para salvar a alguien de la muerte por una restricción en la respiración debido a la inflamación de los pulmones, los pulmones colapsados ​​y similares. Sería bueno tener estas inyecciones listas en hospitales y ambulancias para cuando sea necesario.

También se podrán utilizar como precaución para cualquier evento náutico donde el potencial de ahogarse sea un peligro real. Los equipos de rescate de alta mar podrán inyectarse antes de hacer un rescate, los soldadores bajo el agua podrán usarlo en caso de que se atasquen o se pierda el aire en sus trajes.

En fin, no son cualquier invento, los respirocitos permitirán mejorar las habilidades de los usuarios más allá de los límites humanos normales. Su diseño está asociado con el transhumanismo, movimiento que busca estos avances para mejorar el cuerpo humano de diversas maneras.

Fuentes:

https://www.techwench.com

https://es.wikipedia.org

Tags
Ver más...

Germán Pineda

Fundador de Visión Prometeo. Apasionado por comprender desde todas las perspectivas la transformación existencial de la humanidad por la convergencia de las tecnologías exponenciales, y contribuir positivamente a este proceso.

Artículos relacionados

Close