Audio o subtítulos en españolNoticiasVídeos
Tendencias

Abejas, números y fútbol

Vía Nature

Por Giorgia Guglielmi

Las abejas melíferas entienden el concepto de cero, al igual que los delfines y las personas. Los insectos no solo pueden discernir que “nada” es diferente de “algo”; también son capaces de ubicar el cero en el extremo inferior de una secuencia numérica positiva, según un estudio (1)  publicado el 7 de junio en Science.

Investigaciones anteriores habían demostrado que las abejas melíferas (Apis mellifera) pueden contar hasta cuatro objetos, pero el nuevo estudio es el primero en sugerir que los insectos pueden tratar conceptos abstractos, dice Lars Chittka, un biólogo conductual de la Universidad Queen Mary de Londres. “He dicho en repetidas ocasiones que no me sorprende ningún comportamiento inteligente mostrado por las abejas, pero este me sorprendió incluso a mí”, dice Chittka, quien el año pasado mostró que los abejorros (Bombus terrestris) pueden aprender a tirar una pelota hacia un objetivo viendo a sus compañeras abejas hacerlo.

Para determinar si las abejas melíferas son capaces de captar el concepto de la nada, los investigadores atrajeron a las abejas volando libremente a una pantalla con tarjetas blancas, cada una con dos o cinco formas oscuras. Algunas abejas recibían una gota de agua dulce cada vez que volaban a la tarjeta que mostraba menos objetos, y otras eran recompensadas cada vez que elegían la tarjeta que mostraba más artículos. Después de un día de entrenamiento, los investigadores introdujeron cartas con uno o ningún objeto. Las abejas fueron consistentemente capaces de reconocer las tarjetas en blanco como aquellas con el menor número de formas. Mejoraron aún más en la tarea cuando se presentaron tarjetas en blanco junto con tarjetas con cuatro o cinco elementos.

“Ellos entienden que hay algún tipo de distancia numérica”, dice la autora líder del estudio Scarlett Howard, bióloga de la Universidad RMIT en Melbourne, Australia. “Esa es una etapa muy importante para entender cero.

Todavía no está claro si la competencia numérica es innata a las abejas o si los insectos la aprenden a través del entrenamiento, dice Howard. De cualquier manera, agrega, la capacidad de comprender y aplicar reglas numéricas podría dar a las abejas una ventaja en la naturaleza, por ejemplo, al permitir que los insectos naveguen o reconozcan diferentes características de la flor.

Los investigadores ahora planean mirar dentro de los cerebros de las abejas entrenadas y sin entrenar para descubrir cómo las neuronas procesan el concepto de ‘nada’.

Referencias:

  1. Howard, S. R., Avarguès-Weber, A., Garcia, J. E., Greentree, A. D. & Dyer, A. G. Science 360, 1124–1126 (2018).
Tags
Ver más...

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close